Cliente:Camping La Breña
Date:marzo 16, 2015

Imagen completa para Camping La Breña

El restyling: ¿qué hacer cuando un logo se queda anticuado?

El tiempo pasa también por los logos y las marcas. Es cierto que un logosímbolo (también llamado logotipo) abre un “cajón” en la mente del público, que se va llenando a lo largo del tiempo por medio de la comunicación y la experiencia de consumo. Por esta razón, un logo antiguo suele tener más valor que uno nuevo: ha tenido más tiempo para concentrar valores que diferencien al producto, empresa o servicio al que representa, en definitiva, para que el usuario lo recuerde y lo mantenga en su mente.

Pero un logo es un actor en una sociedad en continuo cambio, así que llega un momento en el que su estética se queda obsoleta, porque las técnicas de reproducción, las claves visuales y las tendencias han evolucionado. Cuando esto se hace evidente, se suele llegar a una conclusión: “es el momento de cambiar nuestro logo”.
El cambio es una buena opción, aunque siempre genera incertidumbre y seguro que si nos estás leyendo te estás replanteando muchas cosas. Si eliges renovarte te diremos que cambiar un logo permite marcar un hito en la trayectoria de la marca, un antes y un después; expresar con el cambio del logo que la marca se ha renovado y ha mejorado. Pero también tiene ciertos inconvenientes: requiere de una inversión considerable al tener que cambiar el material corporativo (papelería, web, rotulación de vehículos…), pero sobre todo, corremos el riesgo de que nuestro público no entienda el cambio, no entienda que es un nuevo logo pero no una nueva marca y el “cajón” que hemos llenado con esfuerzo y buen hacer a lo largo de los años pierda contenido, por ello, es muy importante, asesorarse por profesionales en este ámbito y ser conscientes de los cambios que vamos ejecutando.
Otra opción, tal vez menos conocida, es el restyling o rediseño. A caballo entre el mantenimiento del logo tal cual y cambio total, el restyling propone mantener las bases que lo hacen reconocible y actualizar su estética, una opción que puede ser muy acertada si tenemos unas bases bien asentadas y adecuadas en nuestro logo “de toda la vida” xD. De esta forma, después del cambio sigue siendo perfectamente reconocible por su público, pero ya no se ve anticuado ni obsoleto. Además, como el cambio es leve, se puede actualizar de forma progresiva en el material corporativo, planificando un período de transición en el que convivan la versión antigua del logo y la nueva.

Esta vez cambiamos por completo la imagen para Camping La Breña, disfrutando mucho de este lugar de Córdoba, en Almodóvar del Río, situado en un enclave privilegiado.

Y tú, ¿eres de los que renuevas o de los que mueres?

LogoCamping-03 LogoCamping-02 LogoCamping-01